Cómo detectar un correo phishing

Cada día recibes en tu bandeja de entrada un sinfín de emails que van desde newsletters de tus marcas preferidas, notificaciones de suscripciones, correos de bancos u organismos oficiales, avisos de caducidad de productos, cestas de la compra que has dejado llenas con productos, algún correo de registro… Pero ¿tienes dudas de si son todos legítimos, o crees que puedes estar recibiendo correos electrónicos falsos? ¿Sabes detectarlos?

Los emails que intentan suplantar la identidad de una empresa reconocida con el objetivo de robar tu información personal o de pago para hacer un mal uso de ella, se conocen como phishing. Y, por desgracia, un gran número de personas caen, día tras día, en sus sucias artimañas.

Por tanto, saber detectar si un email es falso será fundamental si queremos mantener a salvo todos nuestros datos y los de nuestros clientes. Vamos a descubrir como puedes aprender a identificarlos. 

6 formas de detectar correos electrónicos con intenciones maliciosas 

El dominio de la dirección del email no coincide con el de la empresa 

Esto es algo muy común en todos emails de phishing. Si te fijas bien, estos emails se envían desde una dirección de correo que no tienen nada que ver con la empresa a la que están intentado suplantar. ¡No caigas en la trampa!

Faltas de ortografía o sin sentidos

Cuando ves un email extraño y con una estética poco cuidada, lleno de faltas de ortografía, con múltiples errores y faltas de concordancia, es una señal inequívoca de que este email puede ser falso.

Los phishers muchas veces no residen ni en nuestro país y, por tanto, no acostumbran a  saber nuestro idioma, es por eso que traducen los emails con programas automáticos.

El correo solicita, sin ningún tipo de seguridad, información personal

Normalmente, la intención principal de cualquier correo electrónico fraudulento es la de recopilar información privada personal o de nuestras tarjetas con el objetivo de hacer un uso inadecuado de ella y, poder incluso, robarnos. 

Para obtener fácilmente todos tus datos, te piden que verifiques una dirección de correo personal, que actualices tu información, vuelvas a poner tus datos de acceso, tu número de cuenta…

Cuando recibas este tipo de emails fíjate siempre en la URL que se muestra en la barra de direcciones. Ten ene cuenta, que las cuentas oficiales, rara vez te enviarán este tipo de emails ya que todo esto suele gestionarse desde su web o plataforma. 

El logotipo tiene un aspecto extraño

Para reforzar el sentimiento de credibilidad, los estafadores suelen robar los logotipos de las organizaciones por las que se hacen pasar. Sin embargo, en muchos casos estos no se ven correctamente ya que, al copiarlos, no han respetado la proporción de la imagen o han rebajado demasiado su resolución. Si ves que el logo del email que has recibido esta borroso o no se ve bien, lo más probable es que se trate de phishing.

Revisa el asunto del correo 

Otra señal que te indica que estás ante un claro caso de phishing es el asunto del email. ¿Te indican que acabas de ganar un gran premio? ¿Van a cancelar tu cuenta bancaria urgentemente?

Cuando tienes contratado un servicio en particular y está próximo a caducar, las empresas siempre suelen enviar varios recordatorios a sus clientes además de por email, en formato SMS, llamadas… Tu banco tampoco te va a cancelar la cuenta bancaria de un día para otro ni te va a avisar por email. Desconfía siempre de este tipo de emails.

No descargues archivos adjuntos

Una de las características principales de los correos electrónicos falsos es que, la gran mayoría, suelen incluir siempre documentos adjuntos para evitar que los emails acaben en la bandeja de spam y no cumplan con su cometido. 

Lo peor es que estos archivos adjuntos no se utilizan únicamente para engañar a las plataformas de correo, sino que contienen malware para infectar tu equipo.

Cómo has podido aprender a lo largo de este artículo, la apariencia de un correo de phishing puede ser muy similar, o la misma, que el correo de una empresa legítima pero con algunas diferencias notables que podrás identificar si sigues nuestros consejos. 

Desde IMuntech somos conscientes que cualquier usuario puede ser víctima de un ataque si no tiene en cuenta algunas de las recomendaciones que acabamos de ver en este post.

Detectar correos electrónicos falsos es relativamente fácil si te fijas un poco, pero nadie está libre de caer en una estafa o ser víctima de un ataque de phishing. Por ello, queremos animarte a que contrates un buen sistema de seguridad para tu empresa, que impida que estos correos lleguen a manos de tus trabajadores y filtren información delicada. ¡Llámanos!